675 menores y jóvenes huyeron de sus casas por violencia

Los datos del último informe de Cristosal muestran que las edades comprendidas entre los 15 y 19 años son un grupo considerado en riesgo de ser víctima de violencia letal.

Una generación sin retorno es el título de un informe de Cristosal que señala al menos a 675 niños, niñas, adolescentes y jóvenes, hasta 25 años de edad, que fueron obligados a dejar sus hogares por violencia, entre enero del 2016 y marzo de 2018.

La estadística señala que solo en 2016, unos 251 fueron desplazados de sus lugares de origen y el siguiente año, el fenómeno aumentó a 360. Este año, solo en tres meses Cristosal ha atendido a 64 niños, niñas, adolescentes y jóvenes en condición de desplazamiento forzado.

http://elmundo.sv/675-menores-y-jovenes-huyeron-de-sus-casas-por-violencia/

Logotipo Cristosal