Memoria de campo: monitoreo de caravanas migrantes enero, 2020

Con el objetivo de contribuir al conocimiento y visibilización de las vulneraciones causadas a las personas migrantes que conforman las caravanas y sistematizar las historias que les motivaron a migrar se delegó a un grupo de investigadores del Sistema Regional de Monitoreo sobre Desplazamiento Forzado y Migración Forzada a la frontera con México en la ciudad de Tecún Umán, Guatemala.

 

En el último trimestre de 2018, fue evidente un nuevo fenómeno dentro de la migración irregular de personas centroamericanas hacia Estados Unidos de Norte América, conociéndose esta nueva forma de movilidad como Caravana Migrante. El Sistema Regional de Monitoreo en consonancia con sus objetivos, realizó un monitoreo de estas caravanas, con el fin de conocer los motivos por los cuales las personas decidieron integrarse a estos movimientos migratorios, así como identificar historial de desplazamiento interno forzado por violencia previo a la migración irregular.

 

Una de las primeras acciones implementadas fue establece contacto con la Casa del Migrante (CDM) de Ciudad Guatemala el 20 de enero, donde se sostuvo una reunión con la psicóloga de la institución. Según información provista por ella, la CDM atendió aproximadamente a 1,700 personas entre el 15 y el 17 de enero, la mayoría provenientes de Honduras. A fin de entrevistar a las personas resguardadas por CDM, se solicitó autorización para ingresar al albergue ubicado en Tecún Umán, sin embargo, debido a que su director, el Padre Mauro Verzeletti, recibió una amenaza de muerte por su trabajo en atender y resguardar personas migrantes, la CDM extremó sus medidas de seguridad, restringiendo la entrada de personas ajenas a su organización a las instalaciones del refugio.

 

 

Con el objetivo de identificar puntos de concentración de personas migrantes, se recorrió la ciudad de Tecún Umán, particularmente el parque central, el Centro de Recepción de Migrantes Guatemaltecos (que se encontraba cerrado), la sede de la Cruz Roja Guatemalteca (CRG), la CDM y en un refugio improvisado en un terreno de la iglesia católica local, en el cual se encontraba ubicada una estación móvil de salud[1]. Solo en estos dos últimos lugares se encontraron grupos de migrantes descansando. Mientras que la aduana de Tecún Umán estaba cerrada, presuntamente por la cantidad de migrantes presentes en la ciudad.

 

El encargado de la CDM de Tecún Umán, Mario Morales, explicó que durante los últimos días recibieron una gran cantidad de migrantes. En el perímetro de la CDM se identificaron representantes de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Cruz Roja Internacional (CICR), la Procuraduría General de la Nación (PGN), Secretaría de Bienestar Social (SBS) y la Policía Nacional Civil (PNC).

 

En el terreno, se tuvo contacto con el equipo de CICR Guatemala, quienes confirmaron que, de acuerdo a informes recibidos por sus colegas de México, las y los migrantes optaron por pasar a territorio mexicano por fronteras alternas como La Mesía y Amatenango, a fin de eludir el muro de militares presente en Ciudad Hidalgo, sin poder determinar el número de personas que utilizaron estas vías.

 

 

La búsqueda de rutas alternas confirma que los grupos son más organizados, factor que coincide con el testimonio de los casos entrevistados. Las y los migrantes han aprovechado el conocimiento obtenido de las caravanas anteriores, incluso se informan sobre procesos migratorios y de solicitudes de asilo.

 

Para poder complementar la investigación de campo, se procedió a buscar información proveniente de organizaciones e instancias que trabajan con migrantes. En ese sentido, la OIM explicó que estaban trabajando de manera coordinada con la CDM en los casos de retornos voluntarios. Mientras que personal de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) indicaron que las personas detenidas por las autoridades mexicanas serían devueltas por vía terrestre a Honduras, en particular a San Pedro Sula.

 

Monitoreos de este tipo, permiten identificar los cambios de metodología y de organización de las caravanas, los cuales abonan al análisis sobre los motivos de las personas para migrar, así como identificar las nuevas vulneraciones que les esperan en la ruta migratoria, además de la atención y protección estatal disponible en los países de tránsito.

 

Tecún Umán, 23 de enero de 2020

_____

 

[1] De acuerdo al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), hasta el 20 de enero se atendieron a más de 285 personas migrantes, durante la ejecución del Plan Institucional de Actuación de Salud pública para Eventos Masivos de Migración Internacional Irregular. Ver: https://www.mspas.gob.gt/index.php/noticias/comunicados/item/700-el-ministerio-de-salud-implementa-acciones-para-la-atencion-de-migrantes.

 

*Foto de portada: Cortesía/Émerson Flores.