¿QUIENES SOMOS?

MISIÓN

Trabajamos para promover los derechos humanos en Centroamérica, mediante la investigación, aprendizaje y la programación basada en los derechos. 

VISIÓN

Nuestros programas están diseñados para fortalecer las capacidades a las víctimas de la violencia directa, estructural y cultural e incidir para la garantía de sus derechos.

HISTORIA DE CRISTOSAL

 

Cristosal nació en 2000 como una colaboración entre el clero episcopal en los Estados Unidos y El Salvador. El Muy Reverendo Richard Bower, quien se había retirado recientemente como Decano de la Catedral de San Pablo en Siracusa, y el Reverendo Justo Martin Barahona, quien fue consagrado en 1992 como el primer obispo salvadoreño de la Iglesia Episcopal Anglicana de El Salvador, se reunieron para formar Cristosal. Bower y Barahona se habían hecho amigos en la década de 1980 cuando ambos trabajaban para la Iglesia Episcopal en Panamá.

 

La organización comenzó como una forma para que individuos e iglesias de América del Norte construyan relaciones y compartan recursos con la Iglesia de El Salvador. Inspirado por el enfoque de la Iglesia en la justicia y los derechos en la posguerra civil en El Salvador, Cristosal abrió una oficina de derechos humanos en 2001. La oficina de El Salvador le permitió a Cristosal comenzar a facilitar la comunicación entre América Central y América del Norte a medida que la Iglesia desarrollaba una voz sobre temas nacionales .

 

En 2010, Noah Bullock se convirtió en el primer Director Ejecutivo en el país de Cristosal. Desde entonces, Cristosal ha crecido de dos a más de cincuenta empleados en El Salvador, obtuvo un estatus sin fines de lucro independiente de la Iglesia, obtuvo fondos de subvenciones de socios institucionales como USAID, fue pionero en modelos para el aprendizaje intercultural y se convirtió en un líder en derechos humanos desarrollo y un recurso para los responsables políticos de todo el mundo. Hoy, Cristosal está expandiendo su sistema de monitoreo de desplazamientos forzados y modelos sostenibles y comunitarios para la protección y asistencia a las víctimas en Guatemala y Honduras.

 

QUIENES SOMOS

MISIÓN

Trabajamos para promover los derechos humanos en Centroamérica, mediante la investigación, aprendizaje y la programación basada en los derechos. 

VISIÓN

Nuestros programas están diseñados para fortalecer las capacidades a las víctimas de la violencia directa, estructural y cultural e incidir para la garantía de sus derechos.

HISTORIA DE CRISTOSAL

 

Cristosal nació en 2000 como una colaboración entre el clero episcopal en los Estados Unidos y El Salvador. El Muy Reverendo Richard Bower, quien se había retirado recientemente como Decano de la Catedral de San Pablo en Siracusa, y el Reverendo Justo Martin Barahona, quien fue consagrado en 1992 como el primer obispo salvadoreño de la Iglesia Episcopal Anglicana de El Salvador, se reunieron para formar Cristosal. Bower y Barahona se habían hecho amigos en la década de 1980 cuando ambos trabajaban para la Iglesia Episcopal en Panamá.

La organización comenzó como una forma para que individuos e iglesias de América del Norte construyan relaciones y compartan recursos con la Iglesia de El Salvador. Inspirado por el enfoque de la Iglesia en la justicia y los derechos en la posguerra civil en El Salvador, Cristosal abrió una oficina de derechos humanos en 2001. La oficina de El Salvador le permitió a Cristosal comenzar a facilitar la comunicación entre América Central y América del Norte a medida que la Iglesia desarrollaba una voz sobre temas nacionales .

En 2010, Noah Bullock se convirtió en el primer Director Ejecutivo en el país de Cristosal. Desde entonces, Cristosal ha crecido de dos a más de cincuenta empleados en El Salvador, obtuvo un estatus sin fines de lucro independiente de la Iglesia, obtuvo fondos de subvenciones de socios institucionales como USAID, fue pionero en modelos para el aprendizaje intercultural y se convirtió en un líder en derechos humanos desarrollo y un recurso para los responsables políticos de todo el mundo. Hoy, Cristosal está expandiendo su sistema de monitoreo de desplazamientos forzados y modelos sostenibles y comunitarios para la protección y asistencia a las víctimas en Guatemala y Honduras.